español |  português |  english

Todo comenzó cuando El propietario de Chaquetón, empresario español ahora residente en Estados Unidos, se enamoró de José Ignacio y de estas playas en la zona llamada "La boyita", pasando La Barra, 4 km antes de José Ignacio.


Luego de pasar varias temporadas disfrutando de estos lugares en el verano austral, se decidió a construir una casa de veraneo sobre la playa, para uso propio y para alquiler.


Eligió este tramo de costa porque es una zona elegante donde se cruzan estilo y cultura.


Las casas construídas aquí revelan las diversas expresiones de una comunidad cosmopolita que ha sido capaz de identificar la calidad de un territorio que en parte sigue siendo virgen, que combina la inmensidad del Océano Atlántico y la tranquila belleza de la campiña. La casa debía ser diferente pero armonizando integralmente con el entorno.


Para la arquitectura y el diseño de Chaquetón recurrió a su amiga de la infancia en su Asturias natal, La Arquitecta Patricia Urquiola.


Como es típico en los balnearios de Uruguay, las casas poseen nombre. La elección del nombre suele ser algo íntimo, personal en este caso, o familiar en otros, y que recoje aspectos que lo identifiquen con su propia historia personal o familiar. Éste caso no es la excepción: se llamaría "Chaquetón", no podía llamarse distinto. Tiene que ver con los vínculos con su querido Oviedo, en Asturias.



Recomendar por correo electrónico

© Chaquetón 2014